dilluns, 10 d’agost de 2015

Borneo, en tierra de orangutanes

Actualización 19 de marzo 2016:

Ya he transferido completamente éste blog a mi nuevo blog www.cintiasloveinaction.com

He puesto mucha energía en él y me encantaría veros por allí.
Os espero con los brazos abiertos!

Cintia


Cuando empecé a planear mi viaje y en la guía leí que en Indonesia estaba Borneo supe que ese sería uno de los “highlights” de mi viaje, y sin duda alguna, no me equivoqué! Una vez allí, viviendo todo lo que viví, mis expectativas se superaron con creces!


Dónde están los orangutanes?

Éstas bellas criaturas tan sólo se puede encontrar en Indonesia en dos islas, Borneo y Sumatra. En ningún otro lugar del mundo.

Yo fui a Borneo, probablemente la zona más popular y extensa para ver orangutanes. Borneo es una de las islas, la cuál una parte pertenece a Malasia y la otra mayor parte pertenece a Indonesia. La parte de Borneo que pertenece a Indonesia se llama Kalimantan, y los orangutanes se pueden ver en el Parque Nacional de Tanung Puting, en el centro de Kalimantan.


El parque alcanza una vasta extensión de selva pero sólo se pueden visitar 3 estaciones de alimentación de orangutanes: Tanjung Harapan, Pondok Tanggui, y la más famosa de todas, Camp Leakey la cuál es principalmente una base de investigación. Allí trabajan muchas ONG’s y organizaciones que velan por el cuidado y la protección de los orangutanes, pero para preservarlos del frecuente contacto con los humanos, no están abiertas al público.



Cómo llegar?

Indonesia es un país formado por islas lo cual hace que las conexiones y el transporte a veces sean bastante complicados. Lo más probable es que se quiera visitar el parque llegando de otras islas (Bali, Java, Flores…). Para ello no hay más remedio que coger un avión, ya que los ferries tardan casi una semana, eso nos dijeron! Hay gente que también llega a Borneo desde Malasia. Según nos han contado Borneo, por la parte malaia, es más cara que si se visita desde la parte indonesia, ya que ésta última se conserva más virgen y con lo cual tiene menos infraestructuras.

El aeropuerto más cercano al Parque Nacional de Tanung Puting, el parque donde se pueden ver los orangutanes es Palalang Bun. Es un aeropuerto muy pequeño localizado en la localidad de Kumai, a tan sólo 20 min. del parque. Vale la pena volar allí y más si se va justo de tiempo, pues las distancias son largas en caso de tener que desplazarse en autobús.

Nosotros volamos a Banjarmasin, otro de los aeropuertos de Kalimantan, pero luego nos quedaba un poco lejos del parque. Tuvimos que coger un bus de unas 5h hasta Palangkaraya y luego otro bus de unas 10h hasta Palalangbun.

Si voláis a Banjarmasin y tenéis tiempo, un lugar interesante de visitar es una pequeña aldea llamada Loksado, a 5h de camino, pero si vais sólo para visitar Tanung Puting os recomiendo volar directos para no perder tiempo en desplazamientos.

Cómo puedes ver los orangutanes?

Lo que hace la mayoría es contratar un tour en “klotok” (un barco típico de allí que hace la función de hotel) que te lleva por el río Sekonyer dentro del Parque Nacional de Tanung Puting y haciendo parada en las diferentes estaciones de alimentación de orangutanes abiertas a los turistas.


Nosotros cogimos el tour más se acostumbra a hacer, uno de 3 días y 2 noches (precio aprox. p.pax 250€) , el cuál fue más que suficiente para ver y disfrutar de éstas bellas criaturas, aunque también se pueden hacer de 2 días y de 4 días. Los precios varían en función de si es temporada alta o baja, y en función del número de personas para compartir el klotok. A más personas, más económico. Es conveniente hacer la reserva con antelación (sobretodo si se viaja en temporada alta: julio/agosto) para garantizar encontrar klotok las fechas deseadas a menor precio).

Para hacer el tour debes contactar con alguna agencia o guía. Nosotros buscamos en Internet el contacto de varios guías y agencias y escribimos a todos, notificando nuestra fecha de llegada y qué actividad queríamos hacer. Recibimos respuesta de todos, y contratamos el que nos ofreció mejor precio y disponibilidad de fechas.

Arif, nuestro guía

Finalmente decidimos  contratar el tour con Arif y Dessy, una pareja muy agradable que nos han atendido estupendamente todo el tiempo. Arif es el guía durante el tour y tan sólo puedo decir que es un guía excelente. Aparte de ser biólogo y notarse que le encanta la naturaleza y los animales, ha trabajado en Inglaterra en la Orangutan Fundation, así que tiene mucha experiencia con orangutanes.  Otro aspecto interesante es que además  habla inglés perfectamente.


Arif y Dessy trabajan para la agencia que han creado ellos mismos http://www.orangutanapplause.com/spa y son muy profesionales y agradables en el trato. Además… muy cercanos  y familiares! Por circunstancias de fechas tuvimos que esperar 4 días para hacer el tour, pues además se juntó que llegamos en pleno fin de Ramadán, lo cual lo celebran con dos días festivos en los cuáles no había opción de hacer el tour.

Alojamiento en una homestay con una familia muy especial

Además de haber contratado el tour con ellos, nos alojamos esos 4 días en una homestay de unos conocidos suyos, fue una experiencia genial! Tuvimos la oportunidad de estar alojados en casa de una familia…… en vez de en un hotel, donde la atmósfera puede ser más ruidosa e impersonal en la ajetreada ciudad de Palalangbun.

La familia era sumamente auténtica y acogedora. Allí vivían aún las cuatro generaciones de mujeres: bisabuela, abuela, madre e hija. La bisabuela, con sus 112 años, era una pasada de mujer! Pese a que “no se enteraba demasiado” de las cosas, se sentaba con nosotros, nos hablaba, nos hacía preguntas… y cómo hablaba en indonesio… no nos enterábamos de nada! Qué risa… rápidamente llamábamos a la nieta para que nos tradujera lo que la abuela nos decía… vaya experiencia!


Por otro lado, durante esos días Dessy y Arif hicieron todo lo posible para brindarnos la mejor experiencia, lo más cercana a la cultura y la gente local. Nos llevaron a pescar gambas al río con unos niños pescadores, nos invitaron a celebrar el último día de Ramadán en casas de familiares y amigos, nos llevaron a montar en barca por el río para ver la vida en plena efervescencia en esa localidad, nos llevaron a una feria de comida… la verdad es que la atención y el trato que nos 
ofrecieron fue inmejorable!



Empezamos el tour!

Después de 4 días de espera, estábamos ya locos por empezar nuestra aventura, esa que tanto prometía y sabíamos que no nos defraudaría.

Nada más adentrarnos en el río Sekonyer el paisaje que trasportaba a un lugar muy auténtico y lejano… el agua marrón, la densa selva de palmeras y manglares, la humedad en el ambiente… La emoción era constante. Sentados a cubierta de nuestro klotok no dejábamos de mirar a lado y lado del río esperando tener la oportunidad de ver algún animal.


Tuvimos la suerte de ver gibones, kingfishers, monos probiscuos, un par de tucanes, luciérnagas, ardillas, jabalíes, insectos y aves variasun cocodrilo aunque estaba sumergido aunque no se le podía ver todo el cuerpo… entre algunos otros animales.

La experiencia de viajar en el klotok fue fascinante y muy romántica. La comida estaba deliciosa, a diferencia de otros tours que hemos hecho y la comida era mucho más sencilla.  El barco navegaba a un ritmo que permitía disfrutar del paisaje y sentir la suave brisa en la cara mientras te maravillabas ante tanta belleza. Dormir por la noche dentro de la  mosquitera viendo las estrellas con colchones perfectamente preparados como camas, sentir el frescor de la selva y el canto de grillos y chicharras en la oscuridad…



A bordo íbamos 4 pasajeros más 4 personas que formaban la tripulación (nuestro guía Arif, una cocinera, el capitán y un ayudante de embarcación). El trato fue exquisito!
El tour además de la visita a los orangutanes en las estaciones de alimentación, incluía también algunos pequeños trekkings y tal como explico luego la colaboración para la reforestación de la selva de Borneo plantando un árbol.

Los orangutanes… los grandes protagonistas!

La experiencia de ver a los orangutanes fue sencillamente una maravilla!!La verdad es que no sabes lo que es hasta que tienes uno de ellos tan cerca. Me sentí maravillada, afortunada, privilegiada, entusiasmada con la experiencia. Tuve la gran suerte de poder ver a los orangutanes en su hábitat natural… que increíble es la naturaleza!


Me maravillé viendo a esos animales inteligentes de pelo rojo que tanto se parecen a nosotros, aunque de los primates son la especie que menos se nos parece. Qué maravilla ver cómo la madre enseña a sus pequeños a coger frutas de los árboles, cómo mientras ella busca comida el bebé le espera en otra rama, cómo el bebé se aleja un poco para jugar o buscar comida también y luego tiende su brazo como diciendo “Mami… ayúdame!” y la madre le estira y le coge en brazos… Qué maravilla ver esos orangutanes jugar saltando de árbol en árbol, sentarse una rama sin hacer nada en especial, dejando pasar las horas… Ver esos machos enormes, o el rey de la zona, con su pose dominante y mandíbula grande. Ver cómo se robaban los plátanos y las patatas dulces los unos a los otros, cómo algunos de los orangutanes que llegábamos a tener más cerca nos miraban de cerca ellos también a nosotros cómo pensando: “Vosotros hacer, que yo estoy aquí la mar de bien…”


Plantando un árbol para reforestar la selva de Borneo

Indonesia ha perdido ya un 75% de su selva original debido principalmente a la tala de árboles para la obtención de aceite de palma, y debido al hábitat natural en Borneo, ésta zona ha sido seriamente afectada. Los desastres ecológicos son inmensos, pero otros de los grandes afectados son los orangutanes, donde la población de los mismos se ha ido reduciendo y sigue reduciéndose día a día.

En 32 años Indonesia ha perdido 40 millones de hectáreas de bosque, lo que es equivalente al tamaño de Holanda y Alemania juntas, o a 65 veces el tamaño de la isla de Bali. Sinceramente escalofriante...


Tal como comentaba antes, en Borneo trabajan muchas ONG’s intentando colaborar para recuperar la población de orangutanes, pero hay también otros tipos de iniciativas como son la reforestación de árboles en las selvas de Borneo. Otro de los problemas que afectan a la selva son la tala, a veces incluso ilegal, de “iron wood” (madera de hierro), un tipo de manera muy dura, la más dura de todas. Arif nos ofreció la posibilidad de plantar un árbol como actividad dentro del tour que contratamos y nos pareció una idea excelente.



Yo elegí plantar un árbol de “sándalo”… porqué? Pues porque me encanta el incienso de sándalo, y siento que esa puede ser también mi contribución para ésta bella especie de árbol que tanto me gusta… La verdad es que fue una experiencia inolvidable!



Se acaba la aventura…

La aventura acabó… pero yo me fui con el corazón lleno de amor y gratitud. Me sentí inmensamente afortunada de haber podido vivir lo que viví y tan sólo me salía decir… GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… por tan bello regalo querida Madre Tierra!!






3 comentaris:

  1. Mucas Gracias para visitar de parque nacional Tanjung Puting. It was really help for Orangutan in the future. Ecotourism we run now is a way to conserve the forest through providing many green jobs for local. If we can conserve the forest, hope we can conserve the wildlife as well.

    ResponElimina