dijous, 12 de març de 2015

Adam's peak, una ascension espiritual



Actualización 19 de marzo 2016:

Ya he transferido completamente éste blog a mi nuevo blog www.cintiasloveinaction.com

He puesto mucha energía en él y me encantaría veros por allí.
Os espero con los brazos abiertos!

Cintia


Viajando un poco te das cuenta que la Tierra alberga infinitas maravillas, lugares fascinantes llenos de energia y luz que hacen que te sientas viva tan solo poner tus pies en ellos.

 La subida a Adam’s Peak era una visita casi de obligado cumplimiento. Para algunos puede ser una “turistada” por la masificacion de personas que se concentran en estas fechas para la ascension al pico, para otros como yo supone conocer uno de los lugares mas emblematicos de Sri Lanka y vivir una de las experiencias mas grandes que se pueden vivir es esta isla por el sabor a autenticidad que desprende el hecho de compartir con los habitantes locales una experiencia tan significativa para ellos, tan cargada de connotacion espiritual y religiosa. Una experiencia de devocion en estado puro.

















Adam’s Peak es una montana de 2.243 m ubicado en el pueblo de Delhousie, a 2 horas en autobus de Hatton. Este lugar sagrado se convierte en un centro de peregrinaje de muchos habitantes locales, monjes y turistas durante todo el ano, pero especialmente en los meses de enero a abril en los cuales se concentra el mayor numero de visitas.

La leyenda cuenta que en este pico Buda puso su pie y dejo su huella. Para los cristianos este fue el lugar donde Adan llego a la Tierra y puso sus pies tambien. Tal vez lo menos importante sea cual de las versiones es la verdadera, para mi lo importante es la experiencia que vives en el proceso de la ascension y ver el pais en pleno apogeo espiritual.

Para entender el sentido que tiene para los locales la peregrinacion hasta este lugar, hay que entender lo que ellos entienden por karma. El karma podriamos definirlo como el pago o la recompensa por tus actos realizados en esta vida y en vidas anteriores. Dicho de otra manera, el karma es el que te devuelve las buenas o malas acciones en tu vida en funcion a lo que tu hiciste anteriormente. Es como un saldo de cuentas. Si tus actos, tus pensamientos y tus palabras siempre estuviron cargados de amor, honestidad, pureza… si fuiste una persona que ayudaste a otros, cuidaste de ti, de la Tierra, de los animals, las plantas y las personas que te rodean puedes esperar un buen karma en tu vida en forma de amor, abundancia, felicidad, alegria, paz… o lo que otros llamarian “suerte”. Si en tu vida presente o vidas pasadas tus actos y tus sentimientos estuvieron contaminados por el miedo, la avaricia, la posesion, la envidia, la negatividad, el matrato, el abuso de poder… tu karma te devolvera el dano causado a otros cual efecto boomerang.


Asi pues, para los peregrinos su vision es que haciendo el sacrificio de subir a la montana (igual que hacen muchos otros sacrificios) Lord Budha les “perdonara” y de ese modo limpian o saldan parte de su karma. De ese modo se estan asegurando la existencia y el porvenir en su vida actual y en sus proximas vidas.

La ascension

Llegue a Delhousie con Jorg, un chico aleman que conoci en Ella y con el que he compartido una parte de mi camino, al igual que me he ido encontrando con otras personas viajeras con las cuales he compartido tambien otros tramos y otras experiencias.

El lugar estaba lleno de gente. Esa noche no hicimos la subida porque estabamos algo cansados y preferimos descansar un dia y subir a la noche siguiente. Dado que habia tanta gente, en el hotel nos recomendaron que empezaramos a subir a la 1am. en vez de a las 2am, aunque luego no fue necesario porque en 3 horas llegamos a la cima. Normalmente todo el mundo tarda eso mas o menos, pero no mas de 4 horas.

En este diminuto lugar si algo abundan, son tiendas que venden ropa de abrigo, comida y bebidas para prepararse para la subida.  Habia leido que hacia falta abrigarse mucho, pero no sabia bien del todo hasta cuanto el frio seria soportable o no. Hice bien en abrigarme con un par de forros polares y con unos guantes que me compre pues aunque durante la subida no se nota tanto el frio debido al calor que coge el cuerpo, una vez arriba si hace falta. Nosotros estuvimos casi una hora y media esperando “el gran momento” del amanecer bajo la negra noche y la luna llena que hacia ese dia…

La subida no fue facil, la verdad. No es nada que sea  imposible, pues todo el mundo lo hace, pero tiene su grado de dificultad. La subida consiste en 5800 escalones con un desnivel de unos  2km. El recorrido total son unos 8km y mas vale tomarselo con calma que querer corer y quedarte a medio camino. La primera mitad es mas asequible, los escalones son mas espaciados y con menos pendiente, pero a partir de la mitad del recorrido la cosa empezaba a ponerse seria y todo lo que veias todo el rato eran tramos y tramos de escalones con una fuerte pendiente ante ti… tramos que cuando ya llevabas 1 y 2 horas seguidas subiendo te los mirabas y soplabas pensando… cuanto queda?
La subida era amenizada por puestos de te y comida y luces a lo largo de todo el camino. Eso solo en temporada alta, pues en temporada baja segun parece no hay un alma… ni luces ni puestos que vendan nada en todo el recorrido. Toca ir major preparado….

Pese a todo, disfrute del reto que se me presentaba. Jorg y yo fuimos subiendo con calma. Hicimos un par de paradas para tomar un te caliente y reconfortante, y algunas paradas mas cada vez que yo sentia que eran ya demasiados escalones seguidos sin parar…

Ademas, me entretenia mucho observando el panorama… gente mayor con grandes dificultades para caminar pero que pese a todo iban avanzando hasta llegar arriba, nietos que ayudaban a sus abuelos a subir los escalones, padres que llevaban a sus bebes en brazos montana arriba, olor a incienso cada vez que pasabas por los puestos de te y comida a lo largo del camino, lavabos “cutres”, improvisados y muchos malolientes, gente abrigada con gorros, bufandas, guantes y piezas de ropa por encima, familias enteras y grupos de jovenes que hacian la peregrinacion juntos, mujeres y hombres vestidos de blanco y descalzos

Recuerdo que cuando hicimos la segunda parada para tomar te nos faltaban solo 20 minutos o media hora… venga va! Que ya queda menos! Y recuerdo tambien la alegria que me dio cuando en uno de esos momentos un chico nos digo… “Came on! Only 50 steps!” (Venga! Solo faltan 50 escalones!) Fue una gran alegria!! 

Llegada a la cima

Arriba de la cima, se encuentra un templo budista y a esa hora que llegamos nosotros (aproximadamente las 4:30) ya habia chorros y chorros de gente. El sol no salio hasta las 6:18. Mientras tanto esperabamos a la salida del sol, era interesante ver el espectaculo del lugar… Ese dia concretamente habia luna llena y desde uno de los lados se veia unas vistas preciosas… la negra noche con la luna llena en lo alto, una montana de fondo con nubes bajas que daban un toque magico al lugar y las luces que iluminaban el camino serpenteante de subida

Por otro lado era digno de admirar tambien los rituales de la gente local. Yo pase mucho rato en un lugar donde habia una especie de rueda metalica donde la gente se acercaba y ponia una especie de cuenquitos de barro con aceite y mechas que iban encendiendo… no se bien que hacian… unos iban poniendo cera y vaciandola en la base de esa especie de rueda… y otros,como yo, simplemente nos calentabamos las manos con el calor de las velas…

La salida del sol

Fue un momento de gran expectacion. Vimos como iba cambiando la tonalidad de colores del cielo, desde un negro oscuro, a un azul oscuro, azul mas claro, luego un rosado de fondo, luego un tono anaranjado y finalmente el amarillo dorado resplandeciente cuando el sol despunto.
El dia se ilumino  y lo que antes era oscuridad ahora era un valle inmeso y precioso donde el verde de las montanas, el blanco de las nubes y el azul del cielo se fundian… Mientras, se estaba celebrando algun tipo de evento religioso budista, donde unos cuantos monjes y muchos peregrinos alrededor cantaban y sermoneaban.

Muchos de los locales empezaron a bajar antes de la salida del sol (de hecho mucha gente iba ya de bajada cuando nosotros subiamos… lo cual quiere decir que la afluencia de gente de subida y bajada se esparce a lo largo de todo el dia, aunque la concentracion es mayor para estar arriba al amanecer). Nosotros nos quedamos un buen rato admirando la belleza, mirando el sol, haciendo fotos… y empezamos la bajada sobre las 7.30.


La bajada no fue tan facil como parece porque las piernas estan cansadas y la musculatura dolorida,  aguantar tu propio peso en los 5800 escalones cuesta abajo tuvo su historia tambien… pero fue mas que aceptable!

Llegamos al hotel y disfrutamos de un buen desayuno bien merecido y despues de una buena ducha me meti en la cama y dormi hasta el mediodia… Me levante con una sensacion muy agradable de haber hecho un esfuerzo pero me sentia muy bien. Alegre, fuerte y emocionada con la experiencia.

Alargando la estancia

Normalmente la gente viene a este lugar para la subida y se va, lo cual quiere decir que no acostumbran a pasar mas de 1 o 2 noches en Dalhousie. Dado que mi plan de viaje es totalmente diferente y precisamente voy en busca de lugares tranquilos que me permitan disfrutar de la naturaleza, de una buena atmosfera y de tiempo para leer, escribir, meditar, pasear… senti que este lugar era perfecto para mi y de momento llevo aqui ya una semana.

Estoy alojada en el hotel “White elephant” y me siento como en cas pues el personal del hotel es muy agradable y atento.  Las vistas desde el hotel a un rio que pasa por delante y a Adam’s peak convierten los dias en una estancia apacible y maravillosa. Desayuno, como y ceno contemplando este lindo paisaje y me recreo a diario paseando por los campos de te y descubriendo nuevos lugares como cascadas y caminos de alrededor que hacen que no sienta ninguna prisa en irme de aqui.


Es facil sentirse como en casa cuando en el lugar donde estas, estas bien, te sientes bien atendida, cuidada y todo lo que te rodea es un soplo de brisa y naturaleza en estado puro.
Con el paso de los dias voy observando las variaciones climaticas del lugar… niebla, lluvia, nubes, sol, brisa, frio, calor… y voy disfrutando de vivir por unos dias en contacto con la gente del  lugar, una gente amable, acogedora y simpatica que siempre te regalan una sonrisa y te hacen sentir como en casa. Como hermanos.

(Esta entrada esta escrita sin acentos, debido a problemas con el teclado).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada