dijous, 28 de maig de 2015

El Top 20 de Sri Lanka: Experiencias que no te puedes perder!


Actualización 19 de marzo 2016:

Ya he transferido completamente éste blog a mi nuevo blog www.cintiasloveinaction.com

He puesto mucha energía en él y me encantaría veros por allí.
Os espero con los brazos abiertos!

Cintia


1. Pooja day

Cada mes, cuando coincide con la luna llena, toda Sri Lanka se viste de blanco para celebrar el “Pooja day”, un día en el que todos los budistas van a sus templos y hacen ofrendas a Buda. Ése día, es un día especial en el “Relic Tooth Temple” en Kandy (El templo del diente de Buda). Multitud de peregrinos de la ciudad y de otras ciudades vienen en autocares a pasar el día y a llevar flores de loto. Muchas personas se juntan también para meditar juntas y recitar oraciones. Un día con un aura mágica que te recomiendo no te pierdas!


2. Viajar en tren

Una de las experiencias más fascinantes de éste bello país es viajar en uno de ésos viejos trenes importados por los ingleses cuando establecieron aquí sus colonias. Especialmente recomendable la ruta que passa por Hatton, Nuwara Eliya, Ella hasta Haputale por la belleza del paisaje entre sus campos de té. Lo que tampoco te puedes perder es sentarte en una de sus puertas y dejar que el viento te peine la cara!


3. Pasear entre campos de té

Sin duda alguna perderte entre esos bellos campos de té será otra de las experiencias que más recordarás de tu viaje a Sri Lanka. Contemplar el verde intenso con el azul del cielo, buscar caminos por donde perderte, buscar una piedra y sentarte a admirar tanta belleza, oler el paisaje y dejar volar tu imaginación, contemplar las recolectoras de té mientras realizan su jornada… ésta es una de las imágenes más icónicas del país!


4. Disfrutar de los puestos de comida callejera

Otra de las experiencias que más te recomiendo es que te lances a la aventura de saborear las comidas y snacks de los puestos callejeros. Samosas, arroces, rolls… Una oportunidad de apagar el apetito a precios “tirados” mientras te mezclas con la gente local.



5
5.









5


5. Subir a Adam's pick y ver desde arriba el amanecer

Lugar de peregrinos, especialmente en temporada alta, durante los meses de febrero y marzo es el majestuoso Adam’s pick (pico de Adán). Lo fascinante es empezar la subida a media noche, sobre las 2am y llegar arriba para ver el amanecer. Si coincides en temporada de peregrinaje, el ambiente es increíble. 5800 escalones que sudarás, pero habrán bien merecido la pena!



6. Visita al recinto arqueológico de Pollonaruwa

Admirar la belleza de viejos templos. Oler a historia en las piedras que aún se mantienen. Entender el pasado de un país. Y sobre todo admirar el increíble y  majestuoso Buda reclinado de más de 40m esculpido en roca!!


7. Ir de safari a Yala National Park

Para mi ese safari fue muy muy especial. Puede que fuera porque fue el primer safari “de verdad”, con jeef y baches en el camino, sin ventanas y en contacto con la naturaleza y los animales a unos metros o centímetros de ti, sintiendo el viento en la cara, sentiendo que la naturaleza y yo éramos uno. Una belleza de parque con mil animales para ver: búfalos, ciervos, jabalíes, elefantes, pavos reales, leopardos, osos, lagartos, aves,… Super recomendable!


8. Observar manadas enteras de elefantes en Udawalame National Park

Otro gran safari que realicé en Sri Lanka, con jeep adrenalina en las venas. En Udawalame es el parque nacional donde más elefantes se pueden ver, y lo incríble es que  si tienes suerte como yo, los ves a todos a pocos metros de ti… casi tocándolos! Ver esos bellos enormes animales vivir sus pacíficas vidas en libertad mientras tu tienes el placer y el lujo de observarlos es una de las maravillas de la vida que para mi no tienen precio. Pero hay infinidad de animales más como en Yala… pavos reales, búfalos, ciervos, lagartos, aves… y aparte de los elefantes lo que más me fascinó fueron los cocodrilos. Especialmente uno que estaba con la boca abierta más de media hora al acecho de su presa. Increíble la naturaleza!


9. Estancia en Nilambe meditation center, en Kandy

Seas meditador o no, hayas provado la meditación nunca o no… te recomiendo insistente y fervorosamente que si puedes vayas a Nilambe  al menos por 3 o 4 días que es lo mínimo que tienes que estar para poder ir. Vivirás la experiencia del silencio y del mindfullnes (atención plena) en un lugar idílico y paradisíaco en medio de la montaña, rodeado de selva. Tu paso por allí no te dejará indiferente y cuando te vayas te puedo asegurar que tu vida habrá cambiado para siempre!


10. Tomar un café en el "Royal botanical garden" de Kandy

El “Royal botanical garden” de Kandy es un jardín botánico inmenso y precioso ideal para perderse un día entero y observar las miles de especies de plantas, árboles y vegetación que allí encontrarás. La belleza y el bien cuidado del lugar te invitan a pasar un día super agradable paseando por dentro y sentándote en sus bancos o zonas de césped al sol, o la sombra… según prefieras! Recomiendo que te sientes a tomar algo en la cantina de dentro, observando ésas bellas vistas, con el verde de la hierba extendiéndose ante ti, viendo a la gente pasar por delante, los niños jugando con la pelota, con el color rosa de las bugambillas cayendo de lo alto y sintiendo la brisa acariciando tu cara… para mi fue una experiencia única!


11. Ver el amanecer en Galle

Galle tiene una atmósfera especial. Esa ciudad que parece haber retrocedido en el tiempo, amurallada, y con sabor a historia tiene algo muy especial para ti… un bello e impresionante amanecer! Te invito a que pongas el despertador a las 4.30 de la mañana y te dirijas al fuerte, junto al faro… siéntate y espera a que la magia del sol te ilumine la cara!


12. Relic Tooth Temple, en Kandy

Éste templo es el más importante y famoso de Sri Lanka. Acoge a centenas de peregrinos diariamente y en fechas señaladas como pueden ser días festivos, días de luna llena, o festividades religiosas es el lugar de reunión de multitud de personas, familias enteras, gente mayor, grupos de estudiantes, grupos de trabajadores que vienen con sus empresas, militares, turistas… y todo tipo de personas interesadas en participar de la celebración. Éste templo contiene uno de los dientes de Buda, por eso es tan especial. Además de su belleza en el interior del templo, tiene algo muy especial fuera, y es la magia de ver llegar a la gente con sus flores de loto. Te recomiendo que pases una mañana y disfrutes de lo que yo llamo “Sri Lanka en estado puro”. Pura devoción, magia y espiritualidad.


13. Templo budista en Kandy

Junto al “Relic Tooth Temple” hay otro templo budista que a mi me tiene literalmente enamorada. Enamorada por su simplicidad, por su sencillez, por su atmósfera pacífica y serena, por la energía tranquila de la gente que va allí a rezar y a sentarse debajo de estas centenas de banderas de colores. Siéntate y mira… sólo mira… te irás cargado de amor y energía!


14. Un día de playa en Jungle beach, Unawatuna

Ésta playa, que más que playa es una cala, tiene algo muy especial por ser muy pequeña y familiar, por ser preciosa y por ser diferente a cualquiera de las playas cercanas. El agua limpia increíble para bañarte durante horas. Las tumbonas de madera en la orilla te ofrecen la sensación de estar en el paraíso con zumo de mango o mojito en mano. El sol bronceando tu piel te recuerda que estás de vacaciones y eres un gran afortunado!


15. Alojarte con una familia local en una "homestay"

Los srilankeses son unas personas sumamente agradables, hospitalarios y acogedores. Tienen el don de hacerte sentir como en casa y de darte lo mucho o poco que tengan a su disposición. Si tienes la oportunidad de alojarte con ellos, no lo dudes! Habla con ellos, metete en la cocina y cocina con ellos, conversa, comparte una taza de té, ayudales a coger fruta del jardín… Yo estuve durante una semana con una familia en Mirissa, en “Sun Vivanta Resort” (una guesthouse) y fue una de las mayores experiencias que me llevé! La de sentirte como en casa, y como una miembro más de la familia. No tiene precio para el viajero que parece que pertenece al mundo, y al mismo tiempo, a ningún lugar…


16. Ramboda waterfall, en Nuwara Eliya

Una de las cascadas más bonitas y que más disfruté en mi viaje a Sri Lanka fue ésta, la Ramboda waterfall. Está muy cerca de los campos de té y para acceder a ella hay que atravesar forzosamente un hotel. Si vas de visita a Nuwara Eliya, te recomiendo hagas aquí una pequeña parada!


17. Nine arch bridge, en Ella (El puente de los nueve arcos)

El mayor atractivo de Ella es sin duda el espectacular paisaje entre campos de té. Todo el mundo va a éste pueblo reclamado por su famosa ruta de tren desde Kandy, atravesando campos de té y contemplando las mil y una maravillas por el camino y a los márgenes de las vías. Aún así, Ella tiene otro atractivo muy especial y es ésta vista preciosa a un puente de nueve arcos. La gracia está en que vayas al lugar estratégico para verlo y que vayas en alguna de las horas que pasa el tren para verlo salir del túnel. Otro de los espectáculos es ver como la gente local se espera en las vías, y cuando viene el tren se apartan. Cosas que me fascina observar cuando viajo por lugares nuevos!


18. Avistamiento de ballenas en Mirissa

Si vas de visita a Mirissa, lugar de playa, te sentirás acosado por multitud de hombres que se acercarán vendiéndote tours en barco para ver ballenas y delfines. Aunque la cosa es bastante turística, todo hay que decirlo, vale la pena! Mi experiencia fue increíble. Vimos 4 ballenas e infinidad de delfines nadando a tan solo unos metros de nuestro barco. Aún así, hay algunas críticas con respecto a ésta actividad que comento en mi blog, por si te interesa saber acerca de cómo favorecer un turismo responsable.


19. Meditar en algún rincón natural

Sri Lanka, país budista por excelencia tiene como icono a Buda, el iluminado, el que alcanzó el nirvana. Buda se iluminó dedicando su vida a trascender la ilusión de la realidad, meditando para liberarse de todo sufrimiento. Iluminarse significa “cese del sufrimiento”, y la única vía es mediante la meditación. Ésta práctica milenaria te aportará mil beneficios a nivel mental, emocional, físico y espiritual. Tanto si has probado la meditación alguna vez como si no, te invito a que busques algún bello lugar del país que te llame y te sientes a meditar, esto es, respirar conscientemente. Para mi ésta experiencia es éxtasis en estado puro!


20. Hoppers, comida nacional

Los “hoppers” son una especie de crepe, torta, masa… llámese como se quiera que preparan en una especie de cazuelas redondas y al sacarlas queda la forma ovalada tan particular. Éste plato lo preparan a lo largo y ancho del país en restaurantes y puestos de comida callejera. Se puede comer solo sin nada más “plain Hopper” o con huevo, verduras, curry, dhal… algo super sencillo, pero delicioso y auténtico. Made in Sri Lanka!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada